viernes, 21 de marzo de 2008

M-learning

Las tecnologías de la información y comunicación (TIC) proporcionan una oportunidad para que profesores y estudiantes se comuniquen e interactúen con recursos y entornos de aprendizaje multimedia, aumentando la motivación, que es un aspecto vital dentro del proceso de aprendizaje. Sin embargo, el aprendizaje no ocurre solamente dentro de estos escenarios de aprendizaje. El uso de dispositivos móviles puede ampliar las posibilidades de aprendizaje y solucionar el problema de encontrarse ubicado en un lugar en particular. Desde el lanzamiento del walkman en Japón por las industrias Sony en 1979 hasta el popular iPod de Apple, la gente ha estado utilizando los dispositivos móviles para una variedad de propósitos.

“M-learning es el apasionante arte de usar tecnologías móviles para realzar la experiencia de aprendizaje. Los teléfonos móviles, PDAs, las PCs de bolsillo y el Internet pueden ser combinados para involucrar y motivar a los estudiantes en cualquier momento y lugar”
1.

M-learning o aprendizaje móvil o portatil se refiere al aprendizaje en movimiento. El aprendizaje en movimiento no es un nuevo concepto y con el advenimiento de dispositivos de telecomunicaciones móviles cada vez más poderosos (en términos de memoria y ancho de banda), el potencial para el aprendizaje ha crecido dramáticamente. Los teléfonos móviles, PDAs y mp3 players tales como el iPod permiten que el contenido instruccional o formativo sea entregado a los estudiantes sin restricciones geográficas o de tiempo.

Las principales características del m-learning son
2:

  • Permite la construcción del conocimiento por parte de los estudiantes en diversos contextos.
  • Permite a los estudiantes la elaboración de interpretaciones.
  • La tecnología móvil a menudo cambia el modelo de aprendizaje y la actividad laboral.
  • El contexto de m-learning es más que tiempo y espacio.
M-learning ciertamente permite un aprendizaje personalizado en cualquier lugar y tiempo. Sus ventajas pedagógicas son:
  • Ayuda a los estudiantes a mejorar sus capacidades para leer, escribir y calcular, y a reconocer sus capacidades existentes.
  • Puede ser utilizado para incentivar experiencias de aprendizaje independientes o grupales.
  • Ayuda a los estudiantes a identificar las áreas donde necesitan ayuda y respaldo.
  • Permite a los docentes que envíen recordatorios a sus estudiantes sobre plazos de actividades o tareas a los alumnos así como mensajes de apoyo y estímulo.
  • Ayuda a combatir la resistencia al uso de las TIC y pueden ayudar a tender un puente sobre la brecha entre la alfabetización a través del teléfono móvil y la realizada a través de las TIC.
  • Ayuda a eliminar algo de la formalidad de la experiencia de aprendizaje e involucra a estudiantes renuentes quienes están familiarizados desde la niñez con máquinas de juegos como PlayStations o GameBoys, por lo tanto, esta familiaridad con la tecnología mantiene sus niveles de interés.
  • Ayuda a los estudiantes para que permanezcan enfocados y calmados durante las sesiones de clases por períodos más largos.
  • Ayuda a elevar la autoestima y proporciona una sensación de confianza en la medida que se brinda a los docentes y estudiantes la responsabilidad del cuidado de dispositivos tecnológicos propios del m-learning.
  • Enriquece, anima y brinda variedad a las lecciones o cursos convencionales.
  • Proporciona a menudo actividades intercurriculares, aspecto clave para involucrar a los docentes a que introduzcan actividades m-learning dentro del salón de clase.

El aprendizaje es mediado por numerosos factores, m-learning no es la excepción, por lo tanto, a la hora de planificar sus actividades se deben tomar en cuenta factores como contexto, currícula, cultura, ética, herramientas tecnológicas, actividades de aprendizaje, acceso a la información y a las personas, comunicación, participación comunitaria, apropiación, entre otros.

M-learning no es un substituto del e-learning, es su complemento. Cabe resaltar que e-learning hace referencia al uso de tecnologías de Internet junto a una metodología de transmisión de conocimientos y desarrollo de habilidades centradas en el sujeto que realiza un proceso de aprendizaje. El término alude a diferentes tipos de educación a distancia impartida por medio de Internet, desde los cursos de formación continua o formación permanente en el ámbito empresarial, hasta las enseñanzas impartidas en universidades y otros centros de educación superior. Mientras que m-learning es la combinación de e-learning y de las tecnologías móviles para proporcionar a los estudiantes, quienes siempre están en constante movimiento, oportunidades para enriquecer su aprendizaje.

Los siguientes gráficos muestran las diferencias entre e-Learning y m-Learning según los investigadores del proyecto “From e-learning to m-learning”3:




Para finalizar, m-learning está aún en una etapa de discusión donde algunos investigadores y profesionales de la educación a través de proyectos están demostrando sus beneficios y ventajas pedagógicas a pesar de sus múltiples detractores. El camino por recorrer es aún largo, el reto consistirá en conocer el impacto de la introducción del m-learning en el ámbito educativo y de crear contenidos educativos específicamente diseñados para esta nueva manera de aprendizaje con el objetivo que se pueda satisfacer las necesidades de los estudiantes que están en constante movimiento.

El desafío tanto para los educadores y los desarrolladores de tecnología será encontrar maneras de asegurar que este nuevo tipo de aprendizaje sea correctamente situado donde el estudiante sea el centro del aprendizaje. Los educadores necesitarán adaptar su rol como transmisores del conocimiento a los guías de los recursos de aprendizaje, mientras que los desarrolladores de tecnología necesitarán responder a las inquietudes de seguridad y de privacidad al momento de diseñar los dispositivos y servicios. Estos dispositivos móviles están encontrando la manera de ingresar en las salas de clase dentro de los bolsillos de los estudiantes, y debemos asegurarnos de incluir en la práctica educativa estas tecnologías de maneras más productivas.

Referencia Bibliográfica

ATTEWELL, Jill. Mobile technologies and learning: A technology update and m-learning project summary. Learning and Skills Development Agency, European Commission Information Society and Media Directorate-General. ISBN 1-84572-140-3. The 4th World Conference on Mobile Learning, mLearn, South Africa, 2005. En:
www.m-learning.org/docs/The%20m-learning%20project%20-%20technology%20update%20and%20project%20summary.pdf

Centro para la Educación a Distancia de la Universidad de London.
http://www.cde.london.ac.uk

KEEGAN, Desmond. The Incorporation of Mobile Learning into Mainstream Education and Training. mLearn 2005: 4th World conference on m-Learning, Canada, 2006. En:
www.mlearn.org.za/CD/papers/keegan1.pdf

KEEGAN, Desmond et al. From e-learning to m-learning. Leonardo da Vinci programme of the European Union, 2002. En:
http://learning.ericsson.net/mlearning2/project_one/index.html

LECLET, Dominique ; LEPRETRE, Eric ; PETER, Yvan ; QUENU-JOIRON, Céline ; TALON, Bénédicte; VANTROYS, Thomas. Améliorer un dispositif pédagogique par l'intégration de nouveaux canaux de communication. Actes de la conférence EIAH 2007 (2007) 347-358. ISBN 978-2-7342-1088-7. En:
http://telearn.noe-kaleidoscope.org/open-archive/file?Peter-Yvan-2007_(001200v1).pdf

M-learning.org:
http://www.m-learning.org/

SHARPLES, Mike. Big Issues in Mobile Learning. Learning Sciences Research Institute (LSRI), University of Nottingham, 2007. En:
http://telearn.noe-kaleidoscope.org/warehouse/Sharples-2006.pdf


1 M-learning.org: http://www.m-learning.org/
2
SHARPLES, p. 8
3 KEEGAN, et al. From e-learning to m-learning.
http://learning.ericsson.net/mlearning2/project_one/elearnmlearn.html